La Asociación Bancaria declaró estado de alerta en el Banco Hipotecario y exigió la recomposición del convenio colectivo de los trabajadores y trabajadoras, como también el no cierre de sucursales, contra la disminución del personal, entre otros reclamos. "Ante el manejo de determinados personajes dirigenciales del Banco Hipotecario que le hacen mucho daño a la institución, en especial a sus trabajadores y trabajadoras, exigimos la vuelta a nuestro Convenio Colectivo 18/75. Le decimos NO al cierre de sucursales, NO a la disminución del personal", detallaron en un comunicado.

Asimismo, exigieron "un trato digno para todos los compañeros y compañeras del mencionado banco". "Dicho esto nos declaramos en estado de alerta y movilización", advirtieron.

Desde la Asociación Bancaria, anunciaron que se convocará a los Cuerpos Orgánicos para evaluar medidas de acción gremial a tomar. Asimismo, adelantaron que impulsarán los proyectos necesarios en el ámbito legislativo, reclamando la estatización del Banco Hipotecario.

Simultáneamente, la asociación Bancaria lanzó un paro en todas las sucursales locales del Banco Santiago. "La medida es contra el despido de trabajadores con problemas de salud", indicaron los dirigentes sindicales y precisaron que la protesta comenzará la próxima semana. Además, entre las exigencias figuran cambios en la gerencia regional de la entidad, detallaron.

Estamos cansados de los atropellos. Esta no es una provincia en la que se puedan violar las leyes laborales vigentes", afirmaron. Además, advirtieron que harán las gestiones correspondientes para que los jubilados no se vean afectados por la medida de fuerza, y puedan percibir sus haberes en otras entidades bancarias.