Estacioneros y sindicalistas mantuvieron este jueves una reunión virtual con funcionarios de la cartera de trabajo para exigir que se revise el impacto inflacionario en el poder adquisitivo de los trabajadores del área.

El acuerdo rubricado entre las partes establecía un incremento salarial del 12% a pagarse en tres tramos de 4% durante los meses de agosto, septiembre y octubre. Asimismo, también se había establecido la incorporación al básico de un monto de $4000, otorgado a principio de año.

La oferta hecha por los representantes gremiales consistió en un 20% adicional a aquella cifra pactada anteriormente, con el objetivo de poder paliar el efecto inflacionario sobre la canasta básica.

Durante el encuentro participaron la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), la Federación de Empresarios de Combustibles (FECRA), la Cámara de Expendedores de GNC (CEGNC) y la Federación de Entidades de Combustibles.

Para concluir, las partes pactaron un nuevo encuentro que tendrá lugar el próximo jueves 17 de diciembre.